Alerta de guerra entre Israel y Palestina.

Lanzan más de 300 misiles en 7 horas.

Las alarmas antiaéreas continúan activándose en las comunidades israelíes adyacentes a la Franja de Gaza, a las que las milicias palestinas han lanzado ya más de 300 cohetes en las últimas siete horas, lo que hace temer por una nueva guerra en la zona.

La oficina del Coordinador para las Actividades del Gobierno en los Territorios (Cogat, organismo militar israelí) difundió un mensaje en las redes sociales dirigido a la población de esa zona el que amenazaba con una guerra como la ocurrida en julio de 2014.

 

“La organización terrorista Hamás ha cruzado una línea roja, el Estado de Israel aumentará su respuesta contra ellos. Residentes de Gaza, mirad con atención las fotos de la Operación Margen Protector en 2014, una foto vale más que mil palabras”, decía el mensaje escrito en árabe.

 

Este se acompañaba de dos fotos de bombardeos y destrucción en la guerra de aquel año, la más sangrienta desde 1967 y en la que murieron según cifras de la ONU 2.251 palestinos, en su mayoría civiles y de ellos 551 niños, y 67 soldados y seis civiles israelíes.

 

MUERTO JEFE DE HAMAS

El portavoz militar israelí aseguró que la fuerza aérea había bombardeado al menos 30 objetivos militares de los grupos islamistas Hamás y Yihad Islámica, los más significativos del enclave.

 

Tres palestinos han muerto en los ataques y otros tres han resultado heridos, según fuentes médicas de la franja.

Los dos primeros muertos fueron identificados por medios palestinos como miembros de las Brigadas de Alí Mustafá, brazo armado del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

 

El tercero era Hamad al Nahal, de 23 años, un miliciano del brazo armado de la Yihad Islámica, Saraya al Quds, según indicó esta milicia en una nota.

 

Fuera del enclave, la Policía israelí realiza una evaluación de seguridad y mantiene “la alerta alta”.

 

Según su información, la unidad encubierta israelí había penetrado en territorio palestino en un vehículo civil, abrió fuego contra el grupo en el que se encontraba Nur Baraka, de 37 años, comandante de la fuerza de élite responsable de construcción de túneles de las Brigadas Ezedin Al Qasam, el brazo armado del movimiento islamista que gobierna de facto en el Gaza desde 2007.

 

Tras la muerte de su jefe, milicianos de Hamás atacaron al comando infiltrado israelí, que tuvo que retirarse bajo intensa protección aérea. Los aviones israelíes dispararon más de 40 misiles en una amplia zona, causando la muerte de cuatro uniformados islamistas y dos civiles.

Artificieros policiales tuvieron que desactivar algunos cohetes que cayeron sin explotar en las ciudades israelíes de Sderot, Ofakim, Ashkelon y otras zonas.

 

La escalada de violencia, de la que se han responsabilizado todas las organizaciones palestinas en la región, en un comunicado firmado por el Centro de Operaciones Conjunto de las Facciones Palestinas, siguió tras unas horas de calma entre las milicias e Israel, después de que anoche se disparara la alerta en la región.

 

Siete milicianos palestinos más y un oficial israelí murieron en un tiroteo en el sur de la franja, adonde se había infiltrado un comando de las fuerzas especiales israelíes.

“Hamás ha llevado la situación al límite por la presión del grupo armado Yihad Islámica”, dijo a Efe el analista de seguridad y antiguo alto cargo en la Inteligencia militar del Ejército israelí Eran Lerman.

 

El servicio de emergencias Estrella de David Roja (equivalente a la Cruz Roja) informó de que hasta las once de la noche del lunes sus equipos médicos se mantuvieron en alerta alta y atendieron a 22 heridos en las zonas de Shaar Hanegev, Ashkelon y Sderot.

Entre estos se cuenta un soldado en condición crítica, 9 heridos leves por esquirlas, explosiones y golpes al correr a las zonas protegidas y 12 personas que sufrieron síntomas de estrés y tuvieron que ser evacuadas.

Todos los heridos fueron trasladados al Hospital Soroka, en la ciudad de Bersheva, y de Barzilai, en Ashkelon.

Durante la tarde de este lunes, los servicios de MDA han distribuido a los hospitales de la zona 120 unidades de sangre y componentes de sangre por si fueran necesarios.

En la zona de conflicto, los más de 30 bombardeos de represalia israelíes provocaron la muerte de tres personas (milicianos según fuentes palestinas no oficiales) y destruyeron cuatro casas también de milicianos y un complejo de la televisión Al Aqsa, cercana al movimiento islamista Hamás.

Fuentes médicas informaron de que ocho personas fueron heridas en el bombardeo del hotel Al Amal, conocido como un edificio de seguridad de Hamás.

Abu Obeida, portavoz de las Brigadas de Ezedin al Qasam, el brazo armado islamista, dijo que el Centro de Operaciones Conjunto de las Facciones Palestinas “mantiene serias consultas sobre si expandir el círculo de fuego”.

“Ashkelon es solo el principio y cerca de un millón sionistas están esperando a ser parte del círculo de nuestros cohetes, solo si el enemigo (Israel) expande su agresión”, sostuvo en un comunicado. EFE

El embajador de Israel en Costa Rica, Amir Ofek, dijo: “Por meses Israel ha tratado de hacer todo lo que está a su alcance para evitar una operación masiva contra Hamás en la franja de Gaza, hasta permitir la entrada de millones de dólares a la zona con el riesgo claro de que pueden terminar en las manos de los terroristas y no en las de los palestinos inocentes que pagan el precio de vivir bajo el control de los terroristas de Hamás”.

“Desde hace 30 años, Hamás ha agregado al conflicto israelí- palestino, una presencia del elemento religioso del Yihad e islam extremo, la naturaleza de sus ataques siempre ha tenido en sus objetivos a la población civil israelí. Esperamos que la comunidad internacional reconozca la diferencia, entre defensa contra objetivos militares y ataque terroristas indiscriminado contra niños, mujeres y ancianos”.

Agregó que esta situación los ha llevado a prepararse.

“En los últimos años, ante esta realidad por ataques constantes, el gobierno usó su poder para proteger los ciudadanos. Cada apartamento en Israel tiene una habitación contra bombas, el cimiento es suficientemente fuerte para sobrevivir un ataque de misiles. En el momento que sale un misil una alarma suena y la gente entra a estas habitaciones. También tenemos el sistema misiles contra misiles, que es una tecnología israelí usada en los últimos años con mucho éxito, hemos parado cientos de misiles hemos en el aire reduciendo así la cantidad de muertes”

Fuente: EFE

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s