Profesora, ensayista, teórica y feminista. Así era Josefa Toledo.

Este mes de marzo queremoscompartirles el legado de unamujer nicaragüense que ha sidoy sigue siendo ejemplo paramuchas mujeres por su trabajoprofesional. Hace más de 150años, en Nicaragua una mujeralzo su voz e impulso muchoscambios que han marcado lahistoria de nuestro país. Laeducadora Josefa Toledo aportósignificativamente a lapedagogía moderna con su idealde “nueva escuela” a inicios delsiglo pasado. Sus aportesincluyen la promoción de laigualdad de derechos para lasmujeres por lo que esreconocida como la primerafeminista nicaragüense.

Nació el 21 de abril de 1866 en Juigalpa,Chontales. Al año siguiente, el 18 deenero, nacería Rubén Darío. Cercanosestán estos dos nacimientos de dosgrandes personajes nicaragüenses. Élserá después genial poeta,revolucionario de la prosa y el versohispánicos. Ella se convertirá enmaestra de generaciones y hará de laeducación nicaragüense su propia arenade lucha.

La primera maestra en Nicaragua

A mitad del siglo XX, Toledo fuereputada como la primera maestra porantonomasia del país, toda su vida seriñó sobre todo por la superación de lamujer nicaragüense en el ámbitoeducacional.

De 82 años, a principios de 1948 seretiró del magisterio, tras permanecer alfrente de la Escuela Normal Central deSeñoritas de Managua entre 1937 y1947), antes dirigió su propio Colegio deSeñoritas durante veinticinco años de1912 a 1937.

En 1897 durante la administración deJoaquín Santos Zelaya, es llamada paraorganizar el Instituto de Señoritas deManagua, pero en 1900 se retiró porcontraer matrimonio con el caballeroespañol Juan Francisco Aguerrí. Elmatrimonio se estableció en Diriambadonde inauguró el kindergarten.

Su colaboración feminista

Se definía a misma como feminista yse sentía orgullosa de serlo. Inclusoescribió en uno de sus artículos que “elprimer feminista fue Dios”. De 1918 a1920, Toledo editó y dirigió La RevistaFemenina Ilustrada, la primera de sugénero en Centroamérica. Ademástrabajó en la publicación periódica MujerNicaragüense, aparecida en 1929 y1930. Ambas difundían literaturafemenina y pedagógica con unadefinitiva conciencia de su misión.

No sólo esas publicaciones periódicasfueron proyectos logrados, sino suEnciclopedia Nicaragüense (1932), de lacual sólo quedó el segundo tomo, puesel primero fue destruido por el terremotocapitalino de 1931. A todo ello hay quesumar el despliegue de una incansablelabor como benefactora social,presidiendo numerosas institucionesfilantrópicas.

Petición ante la constitución

En 1938 “Doña Chepita” solicitó quefueran incorporadas a la constitución deese año estos cuatro derechos de lamujer: “A igual tratamiento político queel hombre; a gozar de igualdad en elorden civil; a las más ampliasoportunidades y protección en eltrabajo; al más amplio amparo comomadre”. Sin embargo, fue rechazada. LaConstitución del 22 de marzo de 1939prescindió de los derechos citados y ensu artículo 106 era explícita: “Todos losnicaragüenses son iguales ante la ley,salvo en cuanto a la mujer por lasdiferencias que resultan de sunaturaleza y del bien de la familia”.

Academia Central de Maestros

Fundó la Academia Central de Maestros,aprobada por el gobierno de Zelaya en1908, fue una iniciativa de carácterfemenino gremial, que contó concincuenta y dos socios fundadores,entre ellos el sabio Miguel Ramírez Goyena.

Teatrismo colegial

Josefa Toledo de Aguerri fue ademáspionera del teatro escolar en Nicaragua.Sus obras cortas, amenas y fáciles deasimilar tenían el objetivo de transmitirel civismo, la autogestión y el espíritudemocrático de las elecciones; valorarlas dimensiones culturales del folclore; yel verdadero significado de lasefemérides patrias, comoPersonificación de la historia (las treseditadas en folleto). También inculcabael ideal unionista, como enCentroamérica en broma o en serio,acaso la más pintoresca.

Sus letras

Cultivó la biografía breve, dramatizaciónescolar, el artículo, ensayo y la crónicade viaje plasmada en su libro Al correrde la pluma, que recoge sus vivenciasde su visita por Costa Rica y EstadosUnidos. “Nadie ha escrito más que ellaen Nicaragua sobre problemaseducativos en Nicaragua” puntualizabaEdelberto Torres en 1939.

Así lo demuestra esta media docena decolecciones de ensayos, aparecidosdesde 1907 en diarios como ElComercio y El Imparcial, de Managua:Ideales y sentimientos patrióticos(1927); Puntos críticos sobre enseñanzanicaragüense, (1933); Anhelos yesfuerzos, (1935); Temas pedagógicos,(1935); Educación y feminismo, (1940) yEl hogar y la escuela como factores enla elaboración de una paz futura yperdurable (1951). Por lo demás, llegó aescribir y publicar un libro de lecturapara escuelas primeras: Recuerdos de lafinca (1947).

Centro feminista

En 1936, Toledo fundó el Centrofemenino de cultura obrera, bajo unconcepto específico “Queremoscapacitar a la obrera para mujer delhogar, para trabajadora consciente,cumplidora de su deber, para ciudadanacontribuyente con sus virtudes cívicas ala felicidad del Estado, mediante laeducación”.

Legado

Los aportes más valiosos de “doñaChepita”, fueron en el campopedagógico y la promulgación de laigualdad de las mujeres. Como viviócasi 100 años, vio muchos cambios enla situación de las mujeres con suspropios ojos y estaba segura de que latransformación iba a continuar. Por esodijo en su libro “Anhelos y esfuerzos”: “Elfeminismo avanza ahora triunfal, firme,imponente”.

*Información obtenida del sitio El NuevoDiario*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s